Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2015

4251958597_e26c1361a6[1]

Todo permanece igual en el apacible Kokoro no Niwa. El temblor y el agua no lo han rozado siquiera.

Los habitantes del lago siguen allí, los cisnes, los patos mandarines, las carpas doradas, y las tortugas de agua. Los habitantes de la tierra continúan en pie, los imponentes magnolios, y los arces de la Isla de la tortuga, también llamada Isla de la Longevidad.

Haribol…haribol

Sakura lo encuentra en el Taller del Maestro Imperfecto. Kanto talla un hombre haciendo zazen en un trozo de madera de sauce. Antes de tener tiempo para hacerle una pregunta (¿por qué un hombre haciendo zazen?), él levanta la mirada de su obra, y le dice: (más…)

Read Full Post »

800px-Great_Wave_off_Kanaga[1]

Las vastas caderas de la tierra se mecen suavemente al comienzo; luego, más fuerte, ondulando, ondulando; cada vez con más fuerza.

Para sostenerse, Sakura se reclina y pone sus manos abiertas sobre la tierra. (más…)

Read Full Post »

4252737274_0d30c866b4[1]

Terminaban los tiempos de la merma, regresaba lentamente la abundancia, cuando llegó Kokoro a la vida de Sakura.

Diminuta guardiana de la tierra, de las semillas y el polen.

Kokoro es una perrita, pero siente pasión por los libros. Tal vez por eso se los come en secreto. Devora los libros de arte. A Renoir lo encuentra especialmente delicioso.

La belleza…

Alba y luminosa. Es de la fiel estirpe de Soplo de la Sensibilidad y Vasito de Oro.

Sakura observa a Kokoro durmiendo siesta en el pequeño jardín de hierbas. (más…)

Read Full Post »

30.1478.102_PS1[1]

Treinta días han pasado desde que la señora Susaky se marchara al Lugar de las Hojas Incontables.

Seguramente la pequeña esfera de jade que es su alma ya divisa el resplandor del Templo del Dragón Apacible.

La amada peregrina. Madre.

Sakura extraña a quien recuerda como una garza pequeña y desvelada. Aun así (más…)

Read Full Post »

Yokoyama-Taikan-woman-with-flowers[1]

La rueda del cielo gira sin ruido.

Tiempo después de la primera vez, Sakura tiene un nuevo indicio de la presencia de su maestro. Lo ha visto haciendo zazen.

Cuando piensa en el espacio personal al que entra cuando se sienta a meditar, y en el cual se reencontraron, no sabe cómo pudo alejarse de ese sitio entrañable.

El claro entre el seto y el bosquecillo de bambú…

Su belleza es wabi, sencilla y delicada. Cuánta compasión hay en quien la invita a regresar.

Las cosas fueron así, Tobi ishi llegó a su vida discreta y oportunamente. Como suele ocurrir en estos casos, ella no se dio cuenta de la delicadeza del encuentro.

Le ocurrían cosas aparentemente casuales, (más…)

Read Full Post »

casa-japones,-montanas-nevadas,-arbol,-pintura,-dibujo-166878[1]

La experiencia de ser una montaña acompañada por otras montañas, hizo que Sakura se diera cuenta de algo que hasta entonces no sabía que sabía: la meditación no sólo integraba su mente, sino también su cuerpo.

Entonces, cuando se sentó sobre el safu por segunda vez, tomó conciencia de su cuerpo.

Luego, pensando que no tenía maestro, hizo el mudra de la mariposa, y escogió una palabra para pronunciar.

Muy pronto fue otra vez una feliz montaña acompañada por otras montañas…

Llevaba un tiempo sentada, cuando en su espacio personal vio a un hombre haciendo zazen. (más…)

Read Full Post »