Feeds:
Entradas
Comentarios

ESPERA

27-hoja-de-ginkgo-biloba

Otoño

Sakura espera la llegada de Kazumi.

La pureza…

Un temblor agita una hoja dorada del Ginkgo.

Cae.

Bajo una fina llovizna,

Kanto poda los mirtos de la Isla de la Longevidad.

Todo parece igual a otros otoños. Seguir leyendo »

EL CAMINO DEL TÉ

Shiro_Kasamatsu_Tea_Ceremony

Es una tarde afortunada en Kokoro no niwa.  Sakura presencia la ceremonia del té.

Cha no yu…

El obi de la anfitriona tiene estampadas unas peonías que realzan la belleza del kimono. El de cada invitada lleva flores de cerezo.

Son lentos y delicados los movimientos de la anfitriona. Al comenzar la ceremonia deja su abanico cerrado sobre el tatami, y se inclina con cortesía.

Un breve gesto puede durar mil años en la memoria.

El agua se calienta en el hornillo.  Seguir leyendo »

FELICES AUGURIOS

 

11939657_791574160952212_2111029667_n

Falta poco para celebrar el Año Nuevo. Sakura avanza por el sendero sinuoso. Bajo sus pies oye crujir levemente la gravilla. Al pasar roza la rugosa corteza del más antiguo árbol que habita en Kokoro no Niwa.

Con un pensamiento de felices augurios, llega a la cascada.

Bella Takimi sawatari…

Extiende sus manos hacia el agua que cae. El Qi ondula entre sus dedos, lo recoge y agradece.

Cruza sobre las piedras dispuestas sobre la corriente de agua, y sigue su camino hacia la Casa de Té para hacer la danza del Tai Chi.

Allí descubre que Kanto le ha dejado un regalo. Seguir leyendo »

HALLAZGO

comprar-online-relieve-de-buda[1]

Es mediodía en Kokoro no niwa. Sakura camina por el sendero hacia la cascada. Los cerezos aún conservan algunas flores, y los mirtos perfuman el aire.

Kanto levanta una mano desde el otro lado de la Isla de la Tortuga. Quiere mostrarle un hallazgo.

Es el relieve de una cabeza de Buda tallada en una pieza de piedra plana. Lleva años expuesta al viento y al agua. Olvidada entre los retamos. Cubierta de musgo. Seguir leyendo »

NAOKI

 

20080509klpgeogmx_30_Ies_SCO-239x300[1]

Sakura siente profundo respeto por los niños. Si se detiene a observar ese sentimiento, se da cuenta de que a veces se parece al pudor. Tiene la sensación de que pueden ver desnudo su corazón. Alguna cicatriz o mácula, la inevitable merma de la inocencia de quien va en la mitad de un día de trabajo en la tierra.

La dureza…

Por eso fija sus ojos en ellos sólo un instante, lo suficiente para admirar el resplandor.

Ahora sabe que el nombre del niño significa árbol derecho. Considerando que nombrar ayuda a crear un porvenir, se le ocurre que crecerá alto y recto como un ciprés hinoki.

Naoki está destinado a ser como un gran árbol.

Esto nuevo que ocurre al norte de su vida es Seguir leyendo »

FORTUNA

imagesCAULWBWP

Delante, el Ave Roja planea, se eleva y danza”…

Al norte -de su vida -tal -como es –ahora, las lavandas serpentean por ambos lados del sendero sinuoso. Allí el sol arde al mediodía.

En esa dirección ha visto a un niño pasar fugazmente. Al principio no fue así, pero ahora se detiene frente a ella sonriendo, se inclina con las pequeñas manos unidas, saludándola con cortesía antes de seguir su camino. Sakura le encuentra un aire familiar, pero no logra saber a quién se parece su alma antigua. Es como tener  una palabra en la punta de la lengua.

Nunca han hablado. No se detiene mucho tiempo.

Lo vio por primera vez un día del noveno mes del calendario lunar. Se quedaron mirando de hito en hito con la extrañeza de un reencuentro inesperado. De pronto, se oyó muy cerca la voz de la madre que lo llamó por su nombre, y él echó a correr a su encuentro. Seguir leyendo »

GRATUIDAD

The_Kimono_painting_a_William_Merritt_Chase_paintings-300x227[1]

“…Y cuando me hable
de un cielo oscuro, de un paisaje blanco,
recordaré
estrellas que no vi, que ella miraba,
y nieve que nevaba allá en su cielo….”

Sakura hace la danza del Tai chi en la Casa de Té de Kokoro no niwa, al terminar agradece la paz que recibe.

Desde allí puede ver todo el parque. Kanto no está en la Isla de la Tortuga ni en el sendero flanqueado de mirtos.

Lo encuentra en el Taller del Maestro Imperfecto, enseña a un aprendiz a hacer un bonsai.

Sakura observa terminada la talla del hombre haciendo zazen. Desde el corazón de la madera las manos del meditante hacen el Mudra de la Mariposa. Seguir leyendo »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.